UNA ACLARACIÓN MUY OPORTUNA

Ponemos en el conocimiento de nuestros amables lectores que todo el material que ofrecemos como posts en este blog ha sido extraído de la obra LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO, previa autorización de su autor nuestro distinguido amigo Prof. Jon Aizpurua.

No nos atreveríamos a divulgar este precioso e invaluable material doctrinario y de divulgación de la cultura espírita si no tuviésemos de antemano la autorización expresa de su autor, de lo contario incurriríamos en el plagio, actitud que nos despierta repugancia tan sólo con mencionar el término.

Hemos escogido esta obra, LOS FUNDAMENTOS DEL
ESPIRITISMO, porque estamos seguros que ella constituye la exposición más actualizada de los postulados doctrinarios expresados por el Codificador Allan Kardec, enmarcados en nuevo contexto paradigamático; el vigente en estos tiempos que corren.

En LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO el autor reinvidica el verdadero carácter de la Doctrina Espírita, como un sistema de pensamiento laico, racionalista, e iconoclasta, alejado de todo misticismo religioso, tal como fue codificada la Doctrina por el Maestro Allan Kardec en el siglo diecinueve.

Esta obra es eminentemente didáctica, porque está escrita en un estilo ágil y ameno, sin que por ello pierda consistencia en su brillante exposición de ideas, llegando a toda clase de público lector, desde el estudioso del Espiritismo hasta aquellas personas que se encuentran en la búsqueda de una filosofía racional que les ayude a pensar al mundo y a sí mismos.

René Dayre Abella
Nos adherimos a los postulados doctrinarios sustentados por la Confederación Espiritista Panamericana, que muestran a la Doctrina Espírita como un sistema de pensamiento filosófico laico, racionalista e iconoclasta. Alejado de todo misticismo religioso. Apoyamos la Carta de Puerto Rico, emanada del XIX Congreso de la CEPA en el pasado año 2008.

sábado, 26 de octubre de 2019


                                                              CAMILLE FLAMMARION

 
 

Se Dice que es Real lo que es Objetivo, Exterior a Nosotros

por Camilo Flammarion.

Nuestro autor había ya anunciado este progreso en su obra ''Lumen" (1866), habiéndolo también representado con una imagen muy expresiva en ''El Fin del Mundo" (1893), en la página 273, donde puede leerse la siguiente profecía:

"El telefonoscopio hace conocer en todas partes los acontecimientos más importantes y de mayor interés. Una obra de teatro, ejecutada en Chicago o en París, es oída y vista desde todas las ciudades del mundo. El genio de los inventores ha realizado, en nuestra época, ese progreso, y nos coloca, desde hoy en adelante, en condición de comprender lo que son las transmisiones telepáticas, negadas hasta hace poco tiempo atrás.

Podemos ahora intentar de llegar a descubrir en qué consisten las apariciones, cuya autenticidad ha sido suficientemente demostrada. ¿Cuál es su naturaleza? ¿Los fantasmas son efectivamente reales? Y en primer lugar: ¿qué es la realidad? ¿Dónde se apoya el criterio de nuestra certidumbre?

Se contesta: lo que es objetivo, fuera de nosotros, es real; lo que es subjetivo, en nuestras sensaciones, no es real.

Esta apreciación es muy discutible. Una sensación interna puede corresponder a una realidad, especialmente en lo que atañe a los fenómenos psíquicos. Un amigo muere lejos de vosotros; se os aparece, en sueño o de otro modo, y os anuncia su muerte, os comunica que acaba de ahogarse, o de ser aplastado por un tren, o de haber sido asesinado: lo veis chorreando agua, miráis sus heridas aún abiertas: en una palabra, su imagen responde a una realidad. Aquí tenemos una sensación subjetiva, que trae aparejada una realidad innegable.

La otra parte del dilema también es discutible. Se dice que es real lo que es objetivo, exterior a nosotros. Y bien; ¿dónde está la realidad del arco-iris que vosotros veis y medís, analizáis y fotografiáis? Aquello no es más que un fenómeno de óptica. Vuestro vecino ve un arco-iris distinto del que vostoros veis; vuestro ojo derecho no ve el mismo que ve vuestro ojo izquierdo . . ¿Dónde está, pues, la realidad del arco-iris? ¿Dónde la del paisaje, creado por la atmósfera en el fenómeno del miraje? ¿Y ese bastón que veis quebrado en el agua por efecto de la refracción, ¿acaso no es una apariencia?

Son estas consideraciones que deben servir de guía a vuestro criterio.

Extractos del Libro "La Muerte y su Misterio", por Camilo Flammarion.
+++Tomado del Blog "Un Espirita LibrePensador"
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario