UNA ACLARACIÓN MUY OPORTUNA

Ponemos en el conocimiento de nuestros amables lectores que todo el material que ofrecemos como posts en este blog ha sido extraído de la obra LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO, previa autorización de su autor nuestro distinguido amigo Prof. Jon Aizpurua.

No nos atreveríamos a divulgar este precioso e invaluable material doctrinario y de divulgación de la cultura espírita si no tuviésemos de antemano la autorización expresa de su autor, de lo contario incurriríamos en el plagio, actitud que nos despierta repugancia tan sólo con mencionar el término.

Hemos escogido esta obra, LOS FUNDAMENTOS DEL
ESPIRITISMO, porque estamos seguros que ella constituye la exposición más actualizada de los postulados doctrinarios expresados por el Codificador Allan Kardec, enmarcados en nuevo contexto paradigamático; el vigente en estos tiempos que corren.

En LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO el autor reinvidica el verdadero carácter de la Doctrina Espírita, como un sistema de pensamiento laico, racionalista, e iconoclasta, alejado de todo misticismo religioso, tal como fue codificada la Doctrina por el Maestro Allan Kardec en el siglo diecinueve.

Esta obra es eminentemente didáctica, porque está escrita en un estilo ágil y ameno, sin que por ello pierda consistencia en su brillante exposición de ideas, llegando a toda clase de público lector, desde el estudioso del Espiritismo hasta aquellas personas que se encuentran en la búsqueda de una filosofía racional que les ayude a pensar al mundo y a sí mismos.

René Dayre Abella
Nos adherimos a los postulados doctrinarios sustentados por la Confederación Espiritista Panamericana, que muestran a la Doctrina Espírita como un sistema de pensamiento filosófico laico, racionalista e iconoclasta. Alejado de todo misticismo religioso. Apoyamos la Carta de Puerto Rico, emanada del XIX Congreso de la CEPA en el pasado año 2008.

sábado, 26 de octubre de 2019

Albert Barbens Brincau en ESPIRITAS KARDECIANOS. ALLAN KARDEC.
¿QUIÉ FUE GABRIEL DELANNE?
Apóstol del Espiritismo científico: Gabriel Delanne, vida y obra. “Nada de lo que es hecho a favor de la gran causa espírita puede estar perdido” . Delanne es el espírita convicto que abrazó con tesón y alegría el ideal Espírita, siendo su contribución al Movimiento Espirita francés y mundial invaluable y sus aportaciones en el campo experimental de la ciencia espírita son valiosas e importantes.
Dio continuidad al desarrollo de los principios espíritas, confirmando y demostrando la realidad de la supervivencia del alma, la reencarnación y las explicaciones científicas y racionales de numerosos fenómenos mediumnicos que venían a confirmar y demostrar la existencia del alma, sus facultades y su interrelación entre los vivos y los mal llamados muertos.
El Espiritismo francés tuvo tres grandes apóstoles, a saber, Allan Kardec el codificador de la Doctrina Espírita, León Dennis, divulgador y continuador en el desarrollo filosófico del Espiritismo y Gabriel Delanne, gran divulgador que trabajó en la demostración científica de los principios espíritas, demostrando que los hechos paranormales no tenían nada de irracional y sin fundamentos, sino que la ciencia puede constatar y demostrar estos fenómenos que parecía desafiar las leyes conocidas, cuando se les estudia sin preconceptos y bajo las condiciones que exige la ciencia psíquica o espírita, pues no se somete a los mismos principios de investigación que la materia inerte.
Gabriel Delanne nace dentro de un hogar espírita, realizándose reuniones y sesiones en su propio hogar y luego en la segunda planta del negocio familiar, por lo cual él es testigo desde la adolescencia de numerosos fenómenos paranormales, en personas de su entorno que no le permitía tener dudas de la autenticidad de los mismos. (...)
Gabriel Delanne eliminó del Espiritismo las fórmulas dogmáticas y rígidas, apoyándolo en realidades experimentales estrictamente científicas; examinó cuidadosamente los hechos espíritas en cada una de sus modalidades, los analizó y llegó a conclusiones racionales de acuerdo a su formación positivista.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario