UNA ACLARACIÓN MUY OPORTUNA

Ponemos en el conocimiento de nuestros amables lectores que todo el material que ofrecemos como posts en este blog ha sido extraído de la obra LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO, previa autorización de su autor nuestro distinguido amigo Prof. Jon Aizpurua.

No nos atreveríamos a divulgar este precioso e invaluable material doctrinario y de divulgación de la cultura espírita si no tuviésemos de antemano la autorización expresa de su autor, de lo contario incurriríamos en el plagio, actitud que nos despierta repugancia tan sólo con mencionar el término.

Hemos escogido esta obra, LOS FUNDAMENTOS DEL
ESPIRITISMO, porque estamos seguros que ella constituye la exposición más actualizada de los postulados doctrinarios expresados por el Codificador Allan Kardec, enmarcados en nuevo contexto paradigamático; el vigente en estos tiempos que corren.

En LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO el autor reinvidica el verdadero carácter de la Doctrina Espírita, como un sistema de pensamiento laico, racionalista, e iconoclasta, alejado de todo misticismo religioso, tal como fue codificada la Doctrina por el Maestro Allan Kardec en el siglo diecinueve.

Esta obra es eminentemente didáctica, porque está escrita en un estilo ágil y ameno, sin que por ello pierda consistencia en su brillante exposición de ideas, llegando a toda clase de público lector, desde el estudioso del Espiritismo hasta aquellas personas que se encuentran en la búsqueda de una filosofía racional que les ayude a pensar al mundo y a sí mismos.

René Dayre Abella
Nos adherimos a los postulados doctrinarios sustentados por la Confederación Espiritista Panamericana, que muestran a la Doctrina Espírita como un sistema de pensamiento filosófico laico, racionalista e iconoclasta. Alejado de todo misticismo religioso. Apoyamos la Carta de Puerto Rico, emanada del XIX Congreso de la CEPA en el pasado año 2008.

martes, 3 de abril de 2018

Características generales del Segundo cuerpo o cuerpo bioplasmático


El segundo cuerpo, periespíritu o cuerpo bioplasmático es el cuerpo sutil, invisible y especial que acompaña al cuerpo físico, siendo su fiel copia, hasta en los mínimos detalles. En realidad, este cuerpo bioplasmático es un conjunto de diferentes cuerpos similares, superpuestos. Son cuerpos causal, mental, astral, emocional, etc. Este cuerpo sutil contiene todos los órganos o sus equivalentes del cuerpo físico. O sea, tiene huesos, músculos, ojos, piel, órganos y funciones semejantes a las del cuerpo mental. Cuando hablamos de que tiene órganos iguales a los físicos, obviamente nos estamos refiriendo a que contiene órganos sutiles, iguales a los físicos. Si sufrimos un ataque de hígado, por ejemplo, antes de manifestación material del hecho, habremos saturado al hígado astral, cargándolo con tanta energía destructora que, sobrecargado, desborda esta energía negativa al físico, quien acusa la enfermedad.
Este cuerpo invisible además, es anterior al físico, ya que al producir la unión del espermatozoide con el óvulo, dando origen a la vida humana, ya existía en el plano astral. La fecundación es sólo el acto exterior de una unión y de una existencia previa producida en el plano espiritual. La fecundación es posterior a la aparición del embrión invisible o pequeño cuerpo bioplasmático del hombre. Cuando se produce la muerte del cuerpo físico, el segundo cuerpo continúa “vivo” y a partir de ese momento, se convierte en el único vehículo para la manifestación del espíritu. Es con este cuerpo que el espíritu va a trabajar y evolucionar durante el lapso de vida llamado entre-vida, o sea el tiempo entre una encarnación y otra. Aquí él le servirá de cuerpo para trabajar, estudiar, aprender, ejercitar y vivir. Ese tiempo puede variar desde pocos años hasta siglos porque cada caso es considerado especialmente por el Mundo Espiritual. Cuando hablamos de “fantasmas”, estamos hablando simplemente, de la visión de un ser que se presenta a la videncia, sólo con un segundo cuerpo. Un fantasma entonces, es solamente la aparición espiritual de un hombre que ya no vive en la tierra, que no tiene cuerpo físico y que se presenta con su segundo cuerpo, fiel copia del original material, manteniendo las características de su última vida, su mente, amores y odios. Si se representa de otra forma no lo podríamos reconocer. Por lo tanto, el segundo cuerpo es anterior y posterior al material. Cuando el alma se prepara a encarnar nuevamente sufre un proceso de amnesia de su segundo cuerpo, el cual, minimizado al máximo, se acopla a las paredes del útero, donde irá a desarrollar esta otra oportunidad de vida sobre el planeta. Este segundo cuerpo está unido al físico por un conducto sutil llamado cordón de plata. Este cordón se estira y permite que el alma haga experiencias fuera del cuerpo físico, permite experiencias de proyecciones astrales y desdoblamientos, llevados a cabo durante las horas del sueño o durantes ejercicios espirituales, provocados a voluntad, con la ayuda y contención de quienes saben hacerlo. Esta experiencia de desdoblamiento o proyección es simplemente el traslado de la conciencia del cuerpo físico al periespíritu. El cuerpo físico queda dormido, inerte y la conciencia viaja en tiempo y espacio, con la ayuda del periespíritu. Cuando se produce la muerte física, este cordón de plata se rompe definitivamente y permite la liberación del segundo cuerpo, contenedor del espíritu. A partir de ese momento el alma se mueve con la ayuda de este cuerpo bioplasmático.
El segundo cuerpo tiene propiedades típicas y características:

1º Se proyecta fuera de espacio y tiempo. Puede viajar en el tiempo y el espacio, para aprender lecciones en otros planos de existencia, conectarse con seres de esos otros planos. Es el caso de visitas a muertos familiares, encuentros con Guías Mentores, producidos durante las horas de sueño.
- Se traslada de un lugar a otro, voluntaria o involuntariamente. Puede viajar dentro del planeta, de un continente a otro o salir del plano terrenal para entrar en otras vibraciones de vida. Aquí entran los casos de curaciones a distancia donde un sanador se proyecta, con ayuda del mundo espiritual, y realiza una sanación de alguien que está en la otra punta del planeta y quien, generalmente, siente los síntomas de la operación astral como si fueran reales. Los caso de personas que, en sueños, visitan a amigos que viven en otras ciudades, conociendo su hábitat en los mínimos detalles, probando que realmente estuvieron allí.

- Guardan memoria de las vivencias y experiencias vividas, no sólo en esta vida, sino de las anteriores también. Es una perfecta computadora, almacenadora de datos emocionales, materiales, psicológicos, sentimentales, etc.
2º Cada emoción, alegría, fracaso, tristeza o éxito es grabado en este cuerpo sutil y allí permanece almacenado para ser usado (bien o mal) en algún momento de su vida. Si el segundo cuerpo se carga de emociones pesadas, egoístas, llevará este bagaje al otro mundo y allí continuará tan infeliz como aquí. Cambiamos de plano pero nos llevamos todo lo que somos.
- Guarda, también, recuerdo de las heridas físicas recibidas. En el caso del soldado al que la amputaron la pierna y continúa sintiendo dolor en la pierna que no existe. En realidad el miembro astral, el segundo cuerpo, continúa existiendo y esto provoca su sensación de realidad.
3º Cuando el alma deja el cuerpo físico permanece en estado de confusión, aletargamiento o ignorancia de su nuevo estado. Continúa conectada con las sensaciones carnales, los lugares y personas con las que convivía. Es en este momento que necesita mucho de nuestras oraciones o pensamientos de cariño, de nuestras explicaciones mentales sobre su nueva realidad. Sólo cuando el alma toma conciencia de su nuevo estado existencial y acepta ser ayudada, los Guías e Instructores del Mundo Espiritual pueden encaminarla hacia los “lugares” donde hará su aprendizaje, su examen sobre la última vida, y después de arduo trabajo, programará, con ayuda de los Guías, su próxima encarnación. Cuando entienden que no están más en el mundo terrenal no deberían sentir dolor físico, se recuperan y pueden disfrutar de las nuevas experiencias en el Mundo Espiritual. Todos necesitamos de ayuda, por lo tanto, estos espíritus desencarnados, que sienten aún el dolor físico, son ayudados por los Guías Espirituales, quienes realizan maravillosos trabajos de recuperación de las zonas afectadas, curando, operando, cosiendo y sustituyendo las partes afectadas. Nosotros podemos ayudarlos, desde aquí, con nuestros pensamientos de amor y oraciones destinadas a fortalecerlos, guiarlos y darles confianza en la nueva etapa que inician, que además será la misma que todos nosotros haremos, algún día.
4º Recordemos una frase importante: “Somos aquello que pensamos”, tanto aquí como allá, en la continuación de la vida.
- Tiene capacidad para amar u odiar. Contenedor de la mente, vive los sentimientos más fuertes y los lleva consigo, después de la muerte física. Es el caso de la madre muerta que se aparece a sus hijos para consolarlos, el caso de los espíritus perturbadores que desean alguna venganza, el caso de los seres perdidos en la oscuridad porque no pueden olvidar relaciones traumáticas de la tierra. Esta acumulación y vivencia del amor o del odio se traslada a la entre-vida y hace que elijamos vivir dentro de las esferas del amor o del odio, igual que lo hicimos antes, en la tierra.
Estas emociones fuertes como amor y odio son mantenidas activas por la fuerza de la mente que es de naturaleza sutil. El cerebro físico y sus complicadas funciones es una cosa y la mente, como órgano invisible y sutil pertenece al nivel de vibraciones espirituales. Esta mente continúa viva en el segundo cuerpo después de la desintegración del físico y mantiene el recuerdo de todo lo vivenciado, bueno o malo.
- Es el generado de la energía vital, la cual pasa al cuerpo físico para mantenerlo en perfecto estado de salud. Se comunican los dos cuerpos a través de los chakras o centros energéticos, que a su vez tiene nervios sutiles llamados “nadis” que hacen de conductores de la energía y de los meridianos o canales de vitalidad y sus puntos de concentración energética.
- Contiene diferente corrientes energéticas que lo circundan y lo envuelven, activándolo sin cesar. Nos fue dicho por los Guías del Grupo cuáles son y cómo actúan estas diferentes y variadas corrientes electromagnéticas que lo atraviesan de un lado a otro y de arriba hacia abajo. Ya hablaremos de ellas, más adelante, cuando estudiemos el segundo cuerpo o periespíritu, como campo electromagnético.
- Puede desplazarse de un lugar a otro sin reconocer impedimentos como paredes o puertas, las cuales atraviesa como si no existieran. Al funcionar en otro nivel de existencia los impedimentos materiales no existen para él.
- Emite Ectoplasma, energía vital sutil, visualizada como una emanación de aspecto lechoso o mejor dicho, de “humo lechoso”, material muy importante para las curas espirituales. Sale al exterior de cada cuerpo a través de los agujeros del mismo, como nariz, ojos y oídos.
- Es la llave que abre las puertas a los misterios de las enfermedades llamadas psicosomáticas o de las que no tienen explicación aparente. Grabado en el periespíritu o segundo cuerpo está la historia personal de cada uno, con sus virtudes y defectos y, naturalmente, su estado de salud o enfermedad. Es una foto holística personal y allí encontraremos las respuestas a las preguntas misteriosas que nos hacemos continuamente. Es el retrato de toda la historia personal, desde el comienzo de las reencarnaciones.
- Tiene capacidad mediúmnica, puede conectarse con seres desencarnados, seres que viven en otros planos de existencia. Puede recibir mensajes de los espíritus que se comunican para pedirnos algo o para darnos algo. Puede entablar conversaciones con el mundo invisible, desarrollar la clarividencia y la clariaudiencia, puede psicografiar (escribir mensajes que le son dictados desde el mundo invisible), puede conectarse con ángeles y guías, puede, en fin, acercarse con naturalidad al mundo espiritual, coexistente con el nuestro.
Cuando estamos en estado de equilibrio y armonía (salud), la energía cósmica circula de un cuerpo al otro, manteniendo el orden de las funciones. Cuando estamos desequilibrados, angustiados, tensos, asustados, rencorosos, violentos, entonces el flujo de energía se interrumpe y aparecen los bloqueos energéticos que producen las diferentes y variada enfermedades del hombre. Todo lo que sentimos, pensamos y vivimos queda grabado en esta computadora perfecta que es nuestro segundo cuerpo. Todo este bagaje se lo llevará consigo, después de la desaparición del cuerpo físico y con él, actuará en la entre-vida. Por eso es tan importante mantener este cuerpo sutil libre de rencores, odios o violencias. El mantenerlo en perfecto estado, paz interior, amor, generosidad, preocupación por la evolución espiritual, trabajo de auto superación, etc., es un actitud importante no sólo para esta encarnación, sino para la futura entre-vida y las subsiguientes vidas. Para finalizar podríamos decir que el segundo cuerpo contiene al sistema de chakras y de meridianos, además emite Ectoplasma, tiene variadas y curiosas Corrientes electro magnéticas que lo atraviesan en varios puntos y su parte exterior es la manifestación conocida como Aura.

NOTA: El término cuerpo bioplasmático, o bioplásmico,  le fue dado a este vehículo energético por el científico ruso Dr. Victor Inyushin de la Universidad de Kirov, en alma Atá,  Kazajistán, en los tempranos años de 1970. René Dayre Abella

(Extraido del libro "SER un Sanador" de Nicolas Benedetti A.) 
 
TOMADO DE:  http://espiritasestudio.blogspot.com/2010/01/caracteristicas-generales-del-segundo.html