UNA ACLARACIÓN MUY OPORTUNA

Ponemos en el conocimiento de nuestros amables lectores que todo el material que ofrecemos como posts en este blog ha sido extraído de la obra LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO, previa autorización de su autor nuestro distinguido amigo Prof. Jon Aizpurua.

No nos atreveríamos a divulgar este precioso e invaluable material doctrinario y de divulgación de la cultura espírita si no tuviésemos de antemano la autorización expresa de su autor, de lo contario incurriríamos en el plagio, actitud que nos despierta repugancia tan sólo con mencionar el término.

Hemos escogido esta obra, LOS FUNDAMENTOS DEL
ESPIRITISMO, porque estamos seguros que ella constituye la exposición más actualizada de los postulados doctrinarios expresados por el Codificador Allan Kardec, enmarcados en nuevo contexto paradigamático; el vigente en estos tiempos que corren.

En LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO el autor reinvidica el verdadero carácter de la Doctrina Espírita, como un sistema de pensamiento laico, racionalista, e iconoclasta, alejado de todo misticismo religioso, tal como fue codificada la Doctrina por el Maestro Allan Kardec en el siglo diecinueve.

Esta obra es eminentemente didáctica, porque está escrita en un estilo ágil y ameno, sin que por ello pierda consistencia en su brillante exposición de ideas, llegando a toda clase de público lector, desde el estudioso del Espiritismo hasta aquellas personas que se encuentran en la búsqueda de una filosofía racional que les ayude a pensar al mundo y a sí mismos.

René Dayre Abella
Nos adherimos a los postulados doctrinarios sustentados por la Confederación Espiritista Panamericana, que muestran a la Doctrina Espírita como un sistema de pensamiento filosófico laico, racionalista e iconoclasta. Alejado de todo misticismo religioso. Apoyamos la Carta de Puerto Rico, emanada del XIX Congreso de la CEPA en el pasado año 2008.

sábado, 23 de mayo de 2015

ntrada nueva en Grupo Espírita de La Palma

LOS CUENTOS COMO VENTANAS HACIA EL CORAZÓN, LA MENTE Y EL ALMA (1): UN CUENTO ÁRABE

by idafe

anciano árabe

Introducción

Damos inicio con la presente, a una nueva serie de aportaciones que iremos introduciendo periódicamente en este blog, centrada en el valor y el mensaje de los cuentos, tradicionales o no, entendidos como ventanas que permiten asomarnos al interior de nuestras mentes, de nuestros corazones y de nuestras almas.

Es significativo que todos los pueblos y culturas del mundo hayan recurrido a los cuentos como forma de transmitir historias, personificar arquetipos, orecer modelos o ilustrar valores.

Hay estudiosos que dicen que los cuentos del folclore tradicional son la degradación de los antiguos mitos. Si esto sea así, no les quita mérito alguno, pues no es posible obviar que sus imágenes y sómbolos son reflejo de contenidos profundamente arraigados en la psique colectiva.

En general los cuentos tienen la capacidad añadida de dejar al oyente o al lector la facultad de completar el mensaje mediante su propia razón e intuición. Sus formulaciones representan la sabiduría milenaria de pueblos y personas de conocimiento. Son construcciones aparentemente sencillos, pero que estan preñados de sugerencias y llamadas al interior del ser humano. Así, a pesar de la mutiplicidad de las formas expresivas de las que disponemos, aún hoy el cuento sigue siendo un magnífico portamensajes de sabiduría condensada.

Lee, sueña, medita, aprende y disfruta.

Fuera como adentro

UN CUENTO ÁRABE

Cuentan que a un oasis llegó un joven, tomó agua, se aseó y le preguntó a un viejecito que se encontraba descansando

- ¿Qué clase de personas hay aquí?

En vez de responderle, el anciano le preguntó:
- ¿Qué clase de gente había en el lugar de donde tú vienes?
"Oh, un grupo de egoístas y malvados", replicó el joven. "Estoy encantado de haberme ido de allí".
A lo cual el anciano comentó: "Lo mismo habrás de encontrar aquí".

Ese mismo día, otro joven se acercó a beber agua al oasis, y viendo al anciano, preguntó:

- ¿Qué clase de personas viven en este lugar?
El viejo respondió con la misma pregunta:
- ¿Qué clase de personas viven en el lugar de donde tú vienes?
- "Un magnífico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado"
- "Lo mismo encontrarás tú aquí", respondió el anciano.

Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo:

- ¿Cómo es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta?
A lo cual el viejo contestó:
- Cada uno lleva en su corazón el medio ambiente donde vive. Aquel que no encontró nada bueno en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí.
Aquel que encontró amigos allá podrá encontrar amigos acá.

Comentario   Ver todos los comentarios
Cancelar la suscripción para no recibir entradas de Grupo Espírita de La Palma.
Modifica los ajustes de tu correo electrónico en Administrar suscripciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario