UNA ACLARACIÓN MUY OPORTUNA

Ponemos en el conocimiento de nuestros amables lectores que todo el material que ofrecemos como posts en este blog ha sido extraído de la obra LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO, previa autorización de su autor nuestro distinguido amigo Prof. Jon Aizpurua.

No nos atreveríamos a divulgar este precioso e invaluable material doctrinario y de divulgación de la cultura espírita si no tuviésemos de antemano la autorización expresa de su autor, de lo contario incurriríamos en el plagio, actitud que nos despierta repugancia tan sólo con mencionar el término.

Hemos escogido esta obra, LOS FUNDAMENTOS DEL
ESPIRITISMO, porque estamos seguros que ella constituye la exposición más actualizada de los postulados doctrinarios expresados por el Codificador Allan Kardec, enmarcados en nuevo contexto paradigamático; el vigente en estos tiempos que corren.

En LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO el autor reinvidica el verdadero carácter de la Doctrina Espírita, como un sistema de pensamiento laico, racionalista, e iconoclasta, alejado de todo misticismo religioso, tal como fue codificada la Doctrina por el Maestro Allan Kardec en el siglo diecinueve.

Esta obra es eminentemente didáctica, porque está escrita en un estilo ágil y ameno, sin que por ello pierda consistencia en su brillante exposición de ideas, llegando a toda clase de público lector, desde el estudioso del Espiritismo hasta aquellas personas que se encuentran en la búsqueda de una filosofía racional que les ayude a pensar al mundo y a sí mismos.

René Dayre Abella
Nos adherimos a los postulados doctrinarios sustentados por la Confederación Espiritista Panamericana, que muestran a la Doctrina Espírita como un sistema de pensamiento filosófico laico, racionalista e iconoclasta. Alejado de todo misticismo religioso. Apoyamos la Carta de Puerto Rico, emanada del XIX Congreso de la CEPA en el pasado año 2008.

martes, 28 de octubre de 2014

“DOCE PRINCIPIOS PARA LA EVOLUCIÓN INTERIOR”, POR SILO

by idafe

Mario Rodríguez Cobos,

Por: Mario Rodríguez Cobos (“Silo”)

BIOGRAFÍA DEL AUTOR

Silo —seudónimo de Mario Luis Rodríguez Cobos (Mendoza, 6 de enero de 1938 - Mendoza, 16 de septiembre de 2010)— fue un pensador y escritor argentino, fundador del  Movimiento Humanista, conferenciante activo, escritor de libros, cuentos, artículos y estudios relacionados con política, sociedad, psicología, espiritualidad y otros temas.

Desde temprana edad se implicó en diversas organizaciones juveniles y llevó una vida social e intelectual muy activa.

Después de abandonar los estudios de Derecho en la Universidad de Córdoba viajó por América Latina (Argentina, Chile, Perú, Ecuador y Colombia). Posteriormente volvió a la Universidad Nacional de Cuyo, donde estudió tres cursos de Ciencias Políticas y Sociales, y empezó a formar grupos de investigación sobre el ser humano y su problemática existencial y social.

Con 24 años viajó por Europa y a su regreso ejerció distintos trabajos. En 1967 comenzó a presentar sus propuestas, mientras siguió formando grupos de estudio en Argentina y Chile. En 1969 organizó una alocución pública con miembros de estos grupos, inicialmente prohibida por la dictadura militar aunque más tarde fue permitida en la montaña, alejada de las poblaciones, donde las autoridades suponían se convertiría en una iniciativa desactivada y muerta antes de nacer. Así, el 4 de mayo de 1969, Silo (con 31 años) habló ante unas doscientas personas reunidas en Punta de Vacas (provincia de Mendoza, Argentina), paraje de la cordillera de Los Andes cercano al Aconcagua, siendo ésta la primera exposición pública de las ideas que, con el tiempo, formarían las bases del Movimiento Humanista. En esta arenga, conocida como «La curación del sufrimiento», expuso temas como la superación del dolor y el sufrimiento, el sentido de la vida, la violencia, el deseo y el placer.

En 1979 publicó el libro "La Mirada Interna" y los grupos iniciales se extienden a otros países, en parte debido a que las dictaduras militares provocan el exilio de muchos de sus partícipes. A principios de los años setenta, Silo creó la corriente de pensamiento que actualmente se denomina Nuevo Humanismo o Humanismo Universalista, y funda el Movimiento Humanista como conjunto organizado que pretende plasmar en la práctica dicho pensamiento, el que abarca o se extiende a todos los ámbitos de la vida, tanto en lo social como a lo personal

Durante el año 1981 fue invitado a expresar sus propuestas en diversos actos públicos organizados por sus discípulos en ciudades europeas y asiáticas, recorriendo Madrid, Roma, Berlín, posteriormente Bombay (India), y Colombo (Sri Lanka), volviendo luego a París, y más tarde San Francisco (California) y ciudad de México.

A partir de los años ochenta y con la orientación de Silo, el movimiento humanista inició una etapa de expansión en el mundo

En 1993, la Academia de Ciencias de Rusia lo distinguió con el doctorado honoris causa.

Una de sus últimas intervenciones públicas la realizó en Berlín el 11 de noviembre de 2009, invitado por los premios Nobel de la Paz para hablar en su 10ª Cumbre Mundial, con motivo del paso por esa ciudad de la Marcha Mundial por la Paz y la No-violencia. En esta ocasión, con su conferencia titulada "El significado de la Paz y la No-violencia en el momento actual. La Marcha Mundial", Silo exhortó al desarme nuclear mundial como principal urgencia.

Sus últimos años los pasó en Chacras de Coria, un pueblo en los alrededores de la ciudad de Menzoza. Falleció en su hogar, el 16 de septiembre de 2010, luego de padecer por más de un año una enfermedad renal.

OBRAS

  • 1979: La mirada interna.

  • 1981: El paisaje interno.

  • 1989: Humanizar la Tierra (consta de La mirada interna, El paisaje interno y El paisaje humano).

  • 1989: Experiencias guiadas.

  • 1991: Contribuciones al pensamiento.

  • 1991: Mitos raíces universales.

  • 1993: Cartas a mis amigos.

  • 1993: El día del león alado.

  • 1996: Diccionario del Nuevo Humanismo.

  • 1996: Habla Silo.

  • 1998: Obras completas - Volumen I.

  • 2002: Obras completas - Volumen II.

  • 2006: Apuntes de psicología (recopilación de conferencias de 1975, 1976, 1978 y 2006).

  • 2008: El mensaje de Silo.

PRESENTACIÓN DEL TEXTO

Silo, en "La Mirada Interna", cuando habla acerca de los descubrimientos interiores que le llevaron, entre otras cosas, a la formulación de estos doce “Principios”, dice: “advertí que mis '0descubrimientos' no eran tales sino que se debían a la revelación interior a la que accede todo aquel que, sin contradicciones, busca la luz en su propio corazón”.

Mira dentro de ti, compañero/a: todo lo que necesitas ahí está depositado, ese es el gran secreto de la Vida. Todo aquello que te hace vibrar, que comprendes instintivamente y que una voz que es tu conciencia afirma con un tono de autoridad indiscutible, todo eso que descubres en la voz de otro  como si “hubiera puesto las palabras justas a tus sentimientos”, te informa que eso mismo ya lo has identificado en tu interior, si no jamás lo podrías haber visto fuera. ¡Alégrate, pues, explorador de ti mismo, nuevos horizontes de dicha y plenitud, pero también de responsabilidad, se abren ante tus ojos!

esclavizado

DOCE PRINCIPIOS PARA LA EVOLUCIÓN INTERIOR

Distinta es la actitud frente a la vida y a las cosas cuando la revelación interna hiere como el rayo.

Siguiendo los pasos lentamente, meditando lo dicho y lo por decir aún, puedes convertir el sin-sentido en sentido. No es indiferente lo que hagas con tu vida. Tu vida, sometida a leyes, está expuesta ante posibilidades a escoger. Yo no te hablo de libertad. Te hablo de liberación, de movimiento, de proceso. No te hablo de libertad como algo quieto, sino de liberarse paso a paso como se va liberando del necesario camino recorrido el que se acerca a su ciudad. Entonces, “lo que se debe hacer” no depende de una moral lejana, incomprensible y convencional, sino de leyes: leyes de vida, de luz, de evolución.

He aquí los llamados “Principios” que pueden ayudar en la búsqueda de la unidad interior.

1. Ir contra la evolución de las cosas es ir contra uno mismo.

2. Cuando fuerzas algo hacia un fin produces lo contrario.

3. No te opongas a una gran fuerza. Retrocede hasta que aquella se debilite, entonces avanza con resolución.

4. Las cosas están bien cuando marchan en conjunto no aisladamente.

5. Si para ti están bien el día y la noche, el verano y el invierno, has superado las contradicciones.

6. Si persigues el placer te encadenas al sufrimiento. Pero, en tanto no perjudiques tu salud, goza sin inhibición cuando la oportunidad se presente.

7. Si persigues un fin, te encadenas. Si todo lo que haces lo realizas como si fuera un fin en sí mismo, te liberas.

8. Harás desaparecer tus conflictos cuando los entiendas en su última raíz no cuando quieras resolverlos.

9. Cuando perjudicas a los demás quedas encadenado. Pero si no perjudicas a otros puedes hacer cuanto quieras con libertad.

10. Cuando tratas a los demás como quieres que te traten te liberas.

11. No importa en qué bando te hayan puesto los acontecimientos, lo que importa es que comprendas que tú no has elegido ningún bando.

12. Los actos contradictorios o unitivos se acumulan en ti. Si repites tus actos de unidad interna ya nada podrá detenerte.

Serás como una fuerza de la Naturaleza cuando a su paso no encuentra resistencia. Aprende a distinguir aquello que es dificultad, problema, inconveniente, de esto que es contradicción. Si aquéllos te mueven o te incitan, ésta te inmoviliza en círculo cerrado.

Cuando encuentres una gran fuerza, alegría y bondad en tu corazón, o cuando te sientas libre y sin contradicciones, inmediatamente agradece en tu interior. Cuando te suceda lo contrario pide con fe y aquel agradecimiento que acumulaste volverá convertido y ampliado en beneficio.

♣♣♣♣♣♣
NOTA: Capítulo XIII de la obra “La Mirada Interna”, de Silo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario