UNA ACLARACIÓN MUY OPORTUNA

Ponemos en el conocimiento de nuestros amables lectores que todo el material que ofrecemos como posts en este blog ha sido extraído de la obra LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO, previa autorización de su autor nuestro distinguido amigo Prof. Jon Aizpurua.

No nos atreveríamos a divulgar este precioso e invaluable material doctrinario y de divulgación de la cultura espírita si no tuviésemos de antemano la autorización expresa de su autor, de lo contario incurriríamos en el plagio, actitud que nos despierta repugancia tan sólo con mencionar el término.

Hemos escogido esta obra, LOS FUNDAMENTOS DEL
ESPIRITISMO, porque estamos seguros que ella constituye la exposición más actualizada de los postulados doctrinarios expresados por el Codificador Allan Kardec, enmarcados en nuevo contexto paradigamático; el vigente en estos tiempos que corren.

En LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO el autor reinvidica el verdadero carácter de la Doctrina Espírita, como un sistema de pensamiento laico, racionalista, e iconoclasta, alejado de todo misticismo religioso, tal como fue codificada la Doctrina por el Maestro Allan Kardec en el siglo diecinueve.

Esta obra es eminentemente didáctica, porque está escrita en un estilo ágil y ameno, sin que por ello pierda consistencia en su brillante exposición de ideas, llegando a toda clase de público lector, desde el estudioso del Espiritismo hasta aquellas personas que se encuentran en la búsqueda de una filosofía racional que les ayude a pensar al mundo y a sí mismos.

René Dayre Abella
Nos adherimos a los postulados doctrinarios sustentados por la Confederación Espiritista Panamericana, que muestran a la Doctrina Espírita como un sistema de pensamiento filosófico laico, racionalista e iconoclasta. Alejado de todo misticismo religioso. Apoyamos la Carta de Puerto Rico, emanada del XIX Congreso de la CEPA en el pasado año 2008.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

LA MISIÓN DE ABRAHAM LINCOLN



LA MISIÓN DE ABRAHAM LINCOLN
POR ©GIUSEPPE ISGRÓ C.
Abraham Lincoln es un personaje extraordinario. Su vida, por ser un modelo de virtudes, es un ejemplo a emular para cualquier líder que anhele realizar una labor trascendental.
Emergió desde los niveles más rudimentarios, siendo, aún a los dieciocho años, un leñador, en cuyo oficio  se ganaba el sustento.
Lincoln, era un lector asiduo. Leía cualquier escrito que llegaba a sus manos. Muy pronto se aficionó a las fabulas de Esopo, a los libros de historia y a las biografías de grandes personajes, y con el tiempo, a los textos de Derecho, con cuyo estudio se graduó, oportunamente, de abogado.

Desde muy joven le impresionó el estado de esclavitud en que vivían algunos seres humanos. Sentía, interiormente, el anhelo de hacer algo al respecto. Se forjó el propósito de que algún día lograría ponerle fin a esa inhumana condición social.
Con el tiempo, el “honrado Abraham”, de incomparable rectitud moral, llegaría a ser Presidente de los Estados Unidos, y además, uno de los más admirables.
En septiembre de 1862, Abraham Lincoln emitió la Proclamación de la emancipación de los esclavos, calificado como el hecho más sublime del siglo XIX, en aquel país, en el cual expresaba: -“..que sean del estado que fueren, serán a partir de ahora y para siempre libres”-.
En su diario se encontró una nota que decía: -“Le prometí a Dios que lo lograría”.

Arthur Conan Doyle, el famoso autor de Sherlock Holmes, en su excelente Historia del Espiritismo, relata un episodio cuya lectura emociona. Permite observar como la intervención del mundo espiritual ejerce enorme influencia en el progreso  de la humanidad.
Empezando el invierno de 1862, la señora Maynard visitó Washington. Su nombre de soltera era Nattie Colburn. Ella era sensitiva, y poseedora de la facultad parlante, en estado de éxtasis. Recordemos que el movimiento Espírita se inicia en Hydesville, con las hnas. Fox, en 1848, y que rápidamente acaparó la atención mundial.  

La sra. Lincoln, esposa del presidente, que se interesaba por la Doctrina Espirita, invitó a la señora Maynard para realizar una sesión, cuyos resultados le impresionaron de tal manera que le volvió a invitar para el día siguiente, en cuya sesión estaría su esposo y un grupo de cooperadores íntimos. El presidente Lincoln recibió con mucha amabilidad a la joven sensitiva.
Una vez que entró en estado de éxtasis la sra. Maynard, el Espíritu comunicante conversó durante un poco más de una hora con el presidente Lincoln.
En la biografía sobre Abraham Lincoln, que posteriormente escribiera la sra. Maynard, relata lo siguiente: -“El presidente recibió por mi conducto un mensaje con el encargo solemne de no renunciar a su propósito de dar aquel decreto, sin aplazar su aplicación con fuerza de ley más allá del nuevo año, porque esa sería la obra culminante de su mandato presidencial y de toda su vida”.
También se le sugirió: -“..que resistiese las sugestiones en contra y se mantuviese firme en sus convicciones, realizando sin temor la misión que le había confiado la Providencia”.

Todos los asistentes al acto manifestaron que la joven se había transfigurado y que “la majestad de sus declaraciones, el vigor y la fuerza de su lenguaje, y la importancia del mensaje que transmitía, daba la impresión de que en su lugar hubiese una potente personalidad espiritual masculina de la que emanaban esas órdenes casi divinas”.
A la pregunta de uno de los presentes, el presidente Lincoln reconoció que sí les habían hecho presiones para no promulgar aquel decreto y que “solo reprimiendo sus nervios había podido soportarlas”.
Luego, el presidente Lincoln, volviéndose a la joven sensitiva, le dijo: -“Hijita, posee usted un don muy singular, que no hay duda procede de Dios. Gracias por haber venido aquí esta noche; lo ocurrido es más importante de lo que ninguno de estos señores puede comprender. Ahora debo dejarles a todos, pero tal vez volvamos a vernos de nuevo”.
De la fecha del citado decreto de emancipación, se desprende que el presidente Lincoln procedió de inmediato a su promulgación. De igual manera, por el relato se evidencia de que él participó en una sesión adicional con la sra. Maynard, por cuya inspiración llevó a cabo un acto vinculado con el ejército del Norte, que aportó sosiego a sus integrantes.
 Adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario