UNA ACLARACIÓN MUY OPORTUNA

Ponemos en el conocimiento de nuestros amables lectores que todo el material que ofrecemos como posts en este blog ha sido extraído de la obra LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO, previa autorización de su autor nuestro distinguido amigo Prof. Jon Aizpurua.

No nos atreveríamos a divulgar este precioso e invaluable material doctrinario y de divulgación de la cultura espírita si no tuviésemos de antemano la autorización expresa de su autor, de lo contario incurriríamos en el plagio, actitud que nos despierta repugancia tan sólo con mencionar el término.

Hemos escogido esta obra, LOS FUNDAMENTOS DEL
ESPIRITISMO, porque estamos seguros que ella constituye la exposición más actualizada de los postulados doctrinarios expresados por el Codificador Allan Kardec, enmarcados en nuevo contexto paradigamático; el vigente en estos tiempos que corren.

En LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO el autor reinvidica el verdadero carácter de la Doctrina Espírita, como un sistema de pensamiento laico, racionalista, e iconoclasta, alejado de todo misticismo religioso, tal como fue codificada la Doctrina por el Maestro Allan Kardec en el siglo diecinueve.

Esta obra es eminentemente didáctica, porque está escrita en un estilo ágil y ameno, sin que por ello pierda consistencia en su brillante exposición de ideas, llegando a toda clase de público lector, desde el estudioso del Espiritismo hasta aquellas personas que se encuentran en la búsqueda de una filosofía racional que les ayude a pensar al mundo y a sí mismos.

René Dayre Abella
Nos adherimos a los postulados doctrinarios sustentados por la Confederación Espiritista Panamericana, que muestran a la Doctrina Espírita como un sistema de pensamiento filosófico laico, racionalista e iconoclasta. Alejado de todo misticismo religioso. Apoyamos la Carta de Puerto Rico, emanada del XIX Congreso de la CEPA en el pasado año 2008.

domingo, 30 de enero de 2011

EL ESPIRITISMO EN AMÉRICA LATINA por J AC Q U E S P E C C AT T E LAS PELÍCULAS "CHICO XAVIER" Y "NOSSO LAR" TOMADO DE:LE JOURNAL SPIRITE N° 82 OCTOBRE 2010

2010
EL ESPIRITISMO EN
AMÉRICA LATINA
por
J AC Q U E S P E C C AT T E
LAS PELÍCULAS
"CHICO XAVIER" Y "NOSSO LAR"
LA PELÍCULA “CHICO XAVIER”
La película “Chico Xavier” realizada por Daniel
Filho, relata la vida del célebre médium brasileño,
poniendo en evidencia las dificultades vinculadas
a su mediumnidad, sus actividades filantrópicas y
las consecuencias de su popularidad en Brasil. La
película, estrenada en abril de 2010, ya había tenido
tres millones de espectadores dos meses más tarde.
He aquí algunos comentarios que debemos a Milton
Medran Moreira, dirigente espírita en Porto Alegre
y ex presidente de la CEPA, (Confederación Espírita
Panamericana):
Estas dos películas estrenadas en Brasil en 2010, destacan el cumpleaños de Chico Xavier (1910-2002) que
hubiera cumplido cien años este año. Personaje culto del espiritismo brasileño, Chico Xavier es una referencia
por los textos mediúmnicos que dejó. Su impronta es de una considerable importancia en los medios espíritas
clásicos que, por nuestra parte pensamos, están demasiado teñidos de religiosidad especialmente con una cierta
influencia del catolicismo. Sobre este punto, el debate sigue intacto entre los espíritas progresistas y los espíritas
conservadores de América Latina y de otras partes. Para ilustrar las apreciaciones y controversias respecto a estas
dos películas, hemos utilizado los comentarios y críticas recogidos en el periódico Opinião, órgano de prensa del
grupo CCEPA (Centro Cultural Espírita de Porto Alegre).

Chico, el hombre

Nosotros, espíritas con formación basada
esencialmente en la vida y obra de Chico Xavier,
teníamos curiosidad por saber cómo, en dos horas de
proyección, una película resumiría el fenómeno Chico.
Con seguridad, esa fue también la preocupación
del autor, que la expresó en dos frases mostradas al
principio de la proyección: “La historia de un hombre
no cabe en una película. Lo que se puede, es ser fiel a su
trayectoria”. Y, sin duda alguna, la obra cinematográfica
logró preservar esa fidelidad. Especialmente porque,
con rara maestría, la película desmitifica al personaje
y muestra al hombre Francisco Cândido Xavier. Las
dudas e incertidumbres, las debilidades y grandezas,
traducidas en escenas como sus diálogos con el
sacerdote, o el hilarante episodio de la utilización
de una peluca, o hasta el ataque de nervios sufrido
cuando pensó que el avión en que viajaba se caía, todo
eso retrata bien al hombre Chico. Un feliz contrapunto
a la imagen del santo, comúnmente divulgada,
especialmente en el medio espírita.
Chico, la bondad
Sin ser exactamente un santo, Chico fue sin embargo
un magnífico ejemplo de bondad. Esa virtud, que
presupone humanismo, tolerancia y distancia de toda
forma de fundamentalismo, fue el mensaje central
de la película. Y por eso asisten personas de todas
las creencias, y la aplauden igualmente hombres y
mujeres que no tienen ninguna fe religiosa. Entre ellos,
algunos ateos, como se declaró el propio realizador
Daniel Filho.
Sensibilidad, bondad y humanismo no son privilegio
de los que tienen fe. Son necesidades evolutivas
inherentes al alma humana, y para cuyo pleno ejercicio,
muchas veces, la fe termina siendo un obstáculo, a
causa de las barreras impuestas.
Chico, el fenómeno
Pero hay también otro mensaje. El fenómeno espírita,
ya sea producido en un ambiente religioso, como
el que impregnó la vida de Chico Xavier, o el que
ocurre en otros medios de connotación laica, es una
provocativa invitación a la investigación científica y
un tema que merecería más apertura y reflexión por
parte de los medios de comunicación pública. Chico
Xavier fue posiblemente un fenómeno irrepetible en el
campo de la mediumnidad. Por cerca de noventa años
estuvo entre nosotros. Suscitó algunas controversias
relacionadas con la dicotomía creencia/no creencia.
Sufrió ataques de científicos arrogantes y de religiosos
intolerantes. Terminó afianzando la imagen de un
hombre caritativo y bueno. Pero se marchó sin que su
extraordinaria paranormalidad fuera adecuadamente
estudiada por la ciencia humana. Su potencial fue
relegado al terreno imponderable de lo sobrenatural.
Lástima que no haya sido examinado bajo el ángulo
de lo natural, simplemente como un hombre, tal como
lo vio la película.
Milton Medran Moreira - Extractos del periódico Opinião
(junio de 2010).

LA PELÍCULA “NOSSO LAR”
Para esta película, el realizador Wagner de Assis se
inspiró en la obra mediúmnica del mismo título,
recibida por Chico Xavier en escritura automática y
publicada en 1944. He aquí algunas indicaciones sobre
el tema de este libro:
“Cuando abre los ojos, André Luiz sabe que ya no está
vivo. Se da cuenta de que ya no pertenece al mundo de los
encarnados pues ya no siente el hambre, la sed ni el frío.
A su alrededor, una planicie sombría, desierta, tenebrosa,
marcada por gritos y seres que viven en la sombra. Las
dudas y el dolor se intensifican. ¿Cuál es su destino?
Nosso Lar nos lleva a seguir la trayectoria de un médico
en el mundo espiritual. Después de haber sufrido estas
zonas de purgación, André Luiz es llevado a la ciudad
llamada Nosso Lar. Nuevas enseñanzas y conocimientos,
aún marcados por momentos de dolor y de sufrimiento,
están en el camino de este hombre, que aprende lo que
es la vida en otra dimensión, que aspira igualmente
regresar a la Tierra para ver a su familia. Pero, cuando ve
a sus parientes, André Luiz toma conciencia de una gran
verdad: la vida continua para todo el mundo”.

Para el comentario de esta película, recurrimos de
nuevo al texto de Milton Medran Moreira publicado en
la revista brasileña Opinião de octubre de 2010.

Nosso Lar
Escribo estas líneas luego de las dos primeras semanas
de presentación de la película Nosso Lar. Un éxito de
taquilla: cerca de dos millones de brasileños ya han
visto la película. En el momento en que ustedes lean
este comentario, el número puede haberse doblado.
Los espíritas, en general, andan eufóricos. Después
del éxito de la película Chico Xavier, la producción de
Wagner de Assis está contribuyendo a hacer aún más
popular el mensaje de Emmanuel/André Luiz, base del
espiritismo cristiano que ganó millones de adeptos
en este Brasil, Corazón del Mundo y Patria del Evangelio
(¿o será de los evangélicos?). Hay una fuerte campaña
para que “Nosso Lar” sea la candidata brasileña al Oscar
como mejor película extranjera. Estoy atento a todo lo
que de ella se dice, en el medio espírita o fuera de él.

La crítica

Mi amiga Nicia Cunha la vio y no le gustó. En la
reunión de la CEPA la comentó en forma franca como
es su estilo. Le parece que la dimensión espiritual es
mostrada como “un umbral oscuro asquerosamente
mojado y con espíritus sufrientes heridos, vagando
sin rumbo”. En la colonia espiritual que da nombre a la
obra “todo el mundo meloso, con aquellas camisolas
blancas y palabras profesorales, sin argumentación
lógica”. La tónica presente, según Nicia, es la de
siempre: “Más tarde lo comprenderá todo”.
La crítica especializada, en general, ha elogiado los
efectos especiales, muy bien utilizados a la manera
hollywoodense. Pero, no han economizado críticas
sobre el carácter sensiblero de la escenografía. En la
Folha de São Paulo el crítico Gustavo Fioratti comenta
que “Retratar el mundo de los muertos con un
entorno lleno de flores, de jardines soleados y lleno de
personajes que usan trajes flotantes, es recurrir a los
viejos clisés”.
¿Camisolas o jeans?
En audio colocado en el site de Folha de São Paulo,
Fioratti dice no comprender por qué en esas colonias
espirituales descritas en las novelas y películas del
género, nunca llueve. Y lo que más le intriga, es
por qué un espíritu desencarnado tiene que andar
siempre con esas batas “en tonos pastel, que varían del
beige al lila”. Pregunta: ¿Qué tendría de malo que se
presentaran con un pantalón vaquero bien cortado o
una mini falda?
Claro que no se puede culpar de eso al cineasta o al
autor de las novelas de Globo. Es así como las obras
espíritas describen sistemática e invariablemente al
mundo espiritual. Allí cabe una importante reflexión
espírita: en el fondo, la idea de la inmortalidad
que el espiritismo pregona, modelada por obras
mediúmnicas de los años 40, poco se aparta del
estereotipo cielo/infierno/purgatorio del catolicismo.
Estereotipos
Nosso Lar; Brasil, Corazón del mundo y Patria del
Evangelio, y tantas otras obras mediúmnicas que han
modelado el espiritismo brasileño, pueden no pasar
de ser simples creaciones de sus autores espirituales.
¿O estará prohibido hacer ficción en la espiritualidad?
Aun cuando el famoso libro de André Luiz, retrate un
lugar real, una colonia situada en el espacio espiritual
de Río de Janeiro, ¿por qué deberíamos tomarlo como
una realidad universal? En el mundo material, también
hay comunidades religiosas donde sus habitantes
andan con batas, largas camisolas, sotanas o hábitos. Y
no por eso la Tierra es un gran monasterio o un inmenso
Valle del Amanecer. Nos corresponde a nosotros, los
espíritas, derribar esos estereotipos. Objetivo en la
formación de nuestros médiums, comprometidos en
una concepción laica, humanista y universalista de
la realidad espiritual. Cuando eso sea posible, han de
emerger, sí, en profusión, colonias espirituales donde
sus habitantes vistan jeans bien cortados y minifaldas.
Y no por eso dejarán de dar su contribución ética a la
humanidad encarnada.
Extractos del periódico Opinião (Octubre 2010)

1 comentario:

  1. Muy interesantes los comentarios de Nicia Cunha, es cierto que suele haber mucho de empalagoso en algunos mensajes y descripciones de lugares espirituales, ¿tendrá alguna 'raison d'être'?
    ~~~~~
    Grupo Los caminos de la vida
    Blog Los Caminos del espíritu
    ~~~~~

    ResponderEliminar