UNA ACLARACIÓN MUY OPORTUNA

Ponemos en el conocimiento de nuestros amables lectores que todo el material que ofrecemos como posts en este blog ha sido extraído de la obra LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO, previa autorización de su autor nuestro distinguido amigo Prof. Jon Aizpurua.

No nos atreveríamos a divulgar este precioso e invaluable material doctrinario y de divulgación de la cultura espírita si no tuviésemos de antemano la autorización expresa de su autor, de lo contario incurriríamos en el plagio, actitud que nos despierta repugancia tan sólo con mencionar el término.

Hemos escogido esta obra, LOS FUNDAMENTOS DEL
ESPIRITISMO, porque estamos seguros que ella constituye la exposición más actualizada de los postulados doctrinarios expresados por el Codificador Allan Kardec, enmarcados en nuevo contexto paradigamático; el vigente en estos tiempos que corren.

En LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO el autor reinvidica el verdadero carácter de la Doctrina Espírita, como un sistema de pensamiento laico, racionalista, e iconoclasta, alejado de todo misticismo religioso, tal como fue codificada la Doctrina por el Maestro Allan Kardec en el siglo diecinueve.

Esta obra es eminentemente didáctica, porque está escrita en un estilo ágil y ameno, sin que por ello pierda consistencia en su brillante exposición de ideas, llegando a toda clase de público lector, desde el estudioso del Espiritismo hasta aquellas personas que se encuentran en la búsqueda de una filosofía racional que les ayude a pensar al mundo y a sí mismos.

René Dayre Abella
Nos adherimos a los postulados doctrinarios sustentados por la Confederación Espiritista Panamericana, que muestran a la Doctrina Espírita como un sistema de pensamiento filosófico laico, racionalista e iconoclasta. Alejado de todo misticismo religioso. Apoyamos la Carta de Puerto Rico, emanada del XIX Congreso de la CEPA en el pasado año 2008.

viernes, 7 de mayo de 2010

SERENIDAD, UNA BELLA REFLEXIÓN GRACIAS A NUESTRO BUEN AMIGO NORBERTO PRIETO PODEMOS DISFRUTAR DE LA LECTURA DE ESTA ELLA REFLEXIÓN Y ADMIRAR LA BELLEZA DE ESA IMAGEN FASCINANTE.


 
 Bella reflexion

 
-----
 
 ºººSERENIDAD ººº

 
 
  ºººSERENIDAD  ººº
La tranquilidad de la mente es uno de los bellos logros de la sabiduría; es el resultado de un esfuerzo largo y paciente en el dominio de sí mismo. Su presencia es indicadora de una experiencia madura y de un conocimiento más que ordinario de las leyes que rigen el funcionamiento del pensamiento.
El  ser humano alcanza la tranquilidad en la medida en  que se entiende a sí mismo como un ser que evoluciona, a partir del pensamiento. Para adquirir tal conocimiento, necesita entender que los otros también son  el resultado de la evolución del pensamiento. Una vez que desarrolla dicho  entendimiento, ve con mayor claridad las relaciones internas de las cosas, por la acción de la causa y el efecto y cesa su agitación, su enfado, su preocupación y su congoja, permaneciendo en equilibrio, inalterable y sereno. El ser humano, luego de haber aprendido a cómo gobernarse, sabe cómo adaptarse a otros.  Éstos, a su vez, respetan su fortaleza espiritual y sienten que pueden aprender de él y confiar. Cuanto más tranquila sea una persona, mayor es su éxito, su influencia y su poder para hacer el bien. Un ser humano fuerte y calmado es siempre amado y estimado. Es como un árbol que brinda sombra a la tierra sedienta o una roca,  tras  la que poder  resguardarse durante una tormenta. ¿Quién no ama a  un corazón tranquilo y  a alguien poseedor de una vida dulcemente templada y balanceada? No importa si llueve o hace sol, o qué cambios ocurran en el poseedor de estas bendiciones, pues siempre será  tierno, sereno y calmado. El equilibrio de carácter que  denominamos  serenidad es la lección final de la cultura; es el florecimiento de la vida, el fruto del alma. El mismo es tan preciado como la sabiduría y debe ser más deseado que el más fino oro.  ¡Cuán insignificante se ve aquél que tan  sólo busca los bienes materiales, dejando de lado una vida serena; aquélla que mora en el océano de la Verdad , por debajo de las olas, fuera del alcance de las tempestades, en eterna calma! Cuánta gente conocemos que envenena y destruye el equilibrio de sus vidas, arruinando  todo lo que es dulce y bello en las mismas,  como consecuencia de un temperamento explosivo. Sólo el hombre sabio, aquél cuyos pensamientos están controlados y purificados, logra que los vientos y las tormentas del alma le obedezcan. A  todas aquellas almas sacudidas por la tempestad, donde quiera que estén y  sea cual fuere la condición bajo la que vivan, les digo que en el océano de la vida las islas de la dicha sonríen, y que la orilla soleada de su ideal espera su venida. Mantén la mano firme sobre el timón de tus pensamientos. En la barca de tu alma se reclina el Maestro al mando… tan sólo está dormido… ¡despiértalo! El control de ti mismo es poder; el pensamiento correcto es maestría, la calma es poder. Repite dentro en tu corazón: 
 ¡Que la Paz sea conmigo...!

1 comentario:

  1. Rene esta nota me parece imprescindible para compartir con todos, con tu permiso voy a hacerlo a través de las notas de facebook

    Marisol legón (solcuba)

    ResponderEliminar